Alumnos de Tercero y Cuarto Medio participaron en un taller de escritura creativa, ofrecido por la Universidad Católica del Maule (UCM), a través del profesor de Lengua Castellana y Comunicación Elvis Muñoz. En menos de 200 palabras, los jóvenes escribieron historias sobre el respeto a las diferencias raciales, sociales y de género, además de tratar temáticas como la equidad y la inclusión. Esto forma parte de la II Muestra Literaria  de Microrrelatos «PACE y Cuente su Cuento», cuya ceremonia de reconocimiento se realizará el próximo 27 de abril y será coronada con la publicación de un libro compilatorio de bolsillo.

El Programa de Acompañamiento y Acceso Efectivo (PACE) comenzó el semestre pasado en nuestro Instituto y es una iniciativa gubernamental que busca devolver el derecho a la educación superior a estudiantes de sectores vulnerables, asegurando cupos a quienes cumplan los requisitos para postular al Proceso de Admisión PACE. Esto permitirá aumentar la equidad, diversidad y calidad en la educación superior y también en la educacion media.

Muñoz lleva trabajando en el PACE más de un año y trabaja con liceos y también con estudiantes que están en la universidad en primer año, ya que este programa no es sólo de entrada sino que también de permanencia. El PACE corresponde a un departamento mayor de la universidad que se llama Centro de Apoyo al Aprendizaje (CAP), en donde el PACE es sólo una parte. Está también el PAT (Programa de Atracción de Talentos en pedagogía), el Centro de Tutoría, la Alfabetización Académica (apoyo en la asignatura de lenguaje), el apoyo de matemática, el apoyo psicoeducativo y el PARI (Programa  de Apoyos y Recursos para la Inclusión) para alumnos que tienen alguna discapacidad.

«La idea es el acceso a la universidad de los estudiantes con los que trabajamos y también la permanencia el primer y segundo año. Ojalá que el tercer año no nos necesiten, que sean estudiantes autónomos y así evitar la deserción. Una cosa es ingresar a la universidad pero otra es permanecer», dijo el docente. Agregó que «en este momento estoy trabajando con 7 establecimientos: Empedrado, Santa Olga, Retiro, Linares, Yerbas Bue¡nas, Pelarco y Pencahue. Estamos viajando harto y en la región el programa cubre 21 establecimientos, desde Teno hasta Retiro».

Según el profesor la iniciativa ha tenido impacto. «Siempre hay cosas por mejorar, obviamente, pero el mayor impacto han sido los 97 estudiantes que ha ingresado a la UCM. Suponemos también que ha habido un impacto indirecto en lo vocacional en los estudiantes que no ingresaron a la universidad, porque se hicieron charlas con las Fuerzas Armadas, con emprendedores, con estudiantes avanzados; un poco para ver el tema vocacional en los estudiantes. Si bien hay un 15 por ciento que entra a la universidad, hay un 85% que debe descubrir qué hacer», aseguró.

El programa también busca acoplarse al trabajo que ya hacen los profesores de nuestro establecimiento. Es que la mayoría viene desde Primero Medio trabajando con ellos y la idea del PACE es abrir oportunidades para que esas habilidades se sigan trabajando. «Por qué no pensar en que a futuro puede haber un estudiante que va a seguir alguna línea de escritor, de periodista, o en la pedagogía en castellano, quizás, entonces ahí están las instancias para poder fortalecer esas habilidades», aseveró el profesional de la UCM. Se hacen charlas vocacionales, actividades literarias y matemáticas. La finalidad es abrir oportunidades para que los estudiantes desarrollen su habilidad y también se acerquen al mundo universitario.

«Descubrir talentos ocultos y motivar es una premisa. Puede que haya estudiantes que tengan ganas de escribir, por ejemplo, como en el caso de la muestra literaria, y acá hay una oportunidad incluso de ser publicados -porque esto termina con la publicación de un libro- entonces esas cosas son las que pueden motivar también al estudiante a seguir en su habilidad o en su gusto», argumentó.

Genios entre nosotros

El año pasado se publicó un libro con relatos destacados que fueron escogidos por académicos de la carrera de Pedagogía en Castellano. Ellos vieron talento, calidad y tratamiento correcto en la temática. Y el profesor Elvis Muñoz está teniendo la misma experiencia en nuestro Instituto Comercial: «ahora mismo estaba revisando algunos escritos y uno se da cuenta de inmediato quienes son los que tienen más habilidades para escribir, entonces está claro que se están descubriendo talentos», dijo entusiasta. Mencionó que el año pasado en la feria de matemáticas se presentaron proyectos muy buenos que emulaban lo que había hecho Galileo Galilei o Newton y también fueron evaluados por académicos de la universidad que quedaron sorprendidos y satisfechos con presentaciones que quizás no estaban a la altura de un proyecto universitario pero sí presentaban un altísimo nivel para ser de estudiantes de Educación Media. «Lo mismo con la muestra audiovisual que hizo el Liceo de Licantén, que fue casi un mini documental muy bien trabajado, muy bien hecho, la calidad, el relato… Y no solamente está el trabajo técnico, sino que también está el trabajo de actuación, de dicción o la mera experiencia de hacer un documental. «Ahí es donde está el talento», concluyó.

Asimismo, la profesora de nuestro establecimiento, Lilian Pereira, dijo que estas actividades ayudan a fomentar el autoestima de los jóvenes. «El sólo hecho de llevarlos a la universidad ya es algo importante. Ahora en mayo serán las visitas de los Cuartos Medios a las universidades y es muy bueno porque a veces por la falta de recursos no se pueden realizar este tipo de viajes, pero acá es la universidad la que costea todo. Es una buena oportunidad y hay muchos jóvenes que se interesan genuinamente en estas instancias». La docente se mostró muy esperanzada en que cuando los alumnos vean que esta primera promoción va a ingresar a la Universidad, los Terceros se van a entusiasmar todavía más. Los Cuartos van traspasando la experiencia y los demás estudiantes se van dando cuenta de que este tipo de actividades funcionan.