Cerca de las 11:30 de la mañana, Abraham Hernández Figueroa, campéon mundial de slackline, se presentó en el patio del Instituto Comercial, dejando boquiabiertos a los más de trescientos espectadores que vieron como el atleta linarense desplegó por los aires todo su talento.

Esta es una disciplina de equilibrio en donde se usa una cinta elástica que se engancha en dos puntos fijos sobre la cual el deportista realiza ejercicios y piruetas, desafiando constantemente la Ley de Gravedad y sus consecuencias nefastas en el caso de errores o desconcentraciones.

La presentación fue organizada por el Departamento de Educación Física del Instituto Comercial y comenzó con los impresionantes saltos y volteretas dobles y triples del campeón mundial, lo que con alegre música y un entusiasta animador, entretuvo a alumnos, profesores, administrativos y auxiliares que tanto desde la cancha como los pasillos del segundo piso observaban el desempeño de Abraham.

Luego, fue el turno de los estudiantes y profesores, quienes a duras penas intentaron subirse a la huincha flexible, con escaso éxito pero sí con mucho empeño.

Finalmente, el deportista tomó el micrófono e hizo un llamado a los estudiantes a no deprimirse si tienen malas notas. Los invitó a ser emprendedores, perseverantes, consistentes y disciplinados para lograr todo lo que se proponen, por muy difícil que estas cosas sean o parezcan

«Todos estos tipos de artes son herramientas fuertes. La idea es que los jóvenes cada vez vayan conociendo más disciplinas en distintas áreas, principalmente fuera de lo común, fuera de lo que entrega el sistema, y quise aportar con mi grano de arena con esta nueva discplina», manifestó Abraham. Agregó que hay muchas cosas nuevas, muchas ramas, muchas salidas y no necesariamente el camino es la universidad, «yo estudié por obligacion, para complacer a mis padres, no porque yo quisiera, pero terminé mi carrera igual y la puedo complementar súper bien con lo que hago ahora», concluyó.

Abraham Hernández comenzó a practicar slackline de manera autodidacta. Fue así como el año 2015 llegó su primer patrocinador y clasificó al Mundial de Brasil donde obtuvo el 3er. lugar. El mismo año participó en un mundial a través de Internet, el cual ganó y tras eso fue invitado a un sinnúmero de eventos a través de todo el mundo, culminando con el Red Bull Airline en Italia.

Sin embargo, su logro más importante es haber ganado el Slackline World Championship Vigo Street Stunts 2016, lo que lo transformó en el slacker más importante de Chile y uno de los mejores de todo el orbe.

A continuación fotografías: