Nuestro establecimiento educacional, uno de los más emblemáticos de la zona, está cumpliendo un cuarto de siglo desde que en 1992, bajo la administración del alcalde Juan Jorge Talma García, la rama Comercial del Instituto Politécnico se separara de las ramas Técnica e Industrial, trasladándose al edificio de O’Higgins 579, frente a la Plaza de Armas.

Fue ahí donde el Instituto Comercial de Linares comenzó sus actividades y los estudiantes y docentes están celebrando, literalmente, con bombos y platillos, el aniversario número veinticinco del colegio.

Para esto, los alumnos se agruparon en las alianzas verde, azul, roja y negra, presentando una reina y un rey cada una, además de mascotas representativas, y se enfrentaron en deportes como vóleibol, básquetbol, baby fútbol y tenis de mesa. Además, se midieron en competencias tan diversas como “correr como Naruto”, gymkana, la mesa pide, tugar-tugar, la corbata más larga, comer la manzana, saltar la cuerda y pruebas sorpresa. También hubo coreografías, cantos y disfraces para finalizar todo con una gran fiesta de gala.

Lo interesante es que, independiente de la lluvia que ha caído sobre Linares durante la semana, la gran cantidad de alumnos que se volcó a disfrutar de las actividades lo hizo con entusiasmo, compromiso, orden y, sobre todo alegría, entendiendo que el establecimiento cumple 25 años de trabajo contante y eso se ha notado. Lo entienden como una fecha importante que involucra a toda la Comunidad Escolar.

Por su parte, los docentes y los asistentes de la educación también adhirieron a las celebraciones, agrupándose en dos alianzas temáticas: egipcios y romanos. Eligieron sus respectivas reinas y reyes para posteriormente ornamentar la sala de profesores con escenografías representativas de dichas civilizaciones. Además, compitieron en diferentes pruebas tales como el metro cuadrado y la trivia cultural, entre otras.