El Instituto Comercial de Linares resalta por su educación técnico profesional y si bien los estudiantes de este tipo de establecimientos egresan capacitados para acceder al mundo laboral, también son candidatos ideales para ingresar a la educación superior y continuar estudios en la disciplina que ya comenzaron en el colegio.

Y en las universidades lo saben.

Es por esta razón que desde la Facultad de Administración y Negocios de la Universidad Autónoma invitaron a los alumnos de 4to. Medio, de la especialidad de Contabilidad, a visitar el Campus Talca de la casa de estudios superiores, con el fin de que conocieran la infraestructura del lugar y participaran en un “Taller de Acercamiento a la Vida Universitaria”, presentando además las carreras de Auditoría e Ingeniería en Control de Gestión.

Los jóvenes llegaron hasta el auditorio del campus, donde recibieron la bienvenida de Enrique Jofré, director de las carreras antes mencionadas, quien agradeció la presencia de los alumnos para luego dar la palabra al docente Rodrigo Vivanco, que introdujo a los alumnos en los detalles de la educación superior, describiendo el perfil de los estudiantes y de los profesores de la Universidad Autónoma, presentando también las ventajas de entrar en dicha institución. Habló del alto porcentaje de demanda laboral e inserción laboral, vinculación con empresas auditoras e infraestructura, entre otras. Asimismo, describió cuales son las remuneraciones esperadas para los egresados y las posibles firmas donde pueden desempeñar su actividad profesional.

Tras cartón, el psicólogo, Pablo Palma Soza, expuso ante los alumnos el concepto de adultez temprana, explicando que a diferencia de generaciones anteriores donde a los 18 años las personas ya estaban trabajando, hoy se extiende la convivencia con los padres y la dependencia económica e, incluso, con sus primeros sueldos prefieren comprar auto o viajar en vez de pasar a una etapa de adultez completa en donde realizan una vida totalmente autónoma. Palma relató en detalle las principales problemáticas de la vida universitaria y aplicó un ejercicio de autoconocimiento y cambio autodirigido en donde los jóvenes pudieron tomar conciencia de la naturaleza de sí mismos. La actividad les permitió aclarar ideas en torno a su propia congruencia y así hacer más fácil tomar decisiones para hacer cambios asertivos en su vida.

El director de Auditoría e Ingeniería en Control de Gestión, Enrique Jofré, dijo que el objetivo del taller es vincularse con colegios cuyos alumnos son idóneos para ingresar a las carreras ofrecidas, manifestando que la razón de haber invitado a los jóvenes del Instituto Comercial es que se han obtenido muy buenos rendimientos de los estudiantes en su trayectoria académica. “Estamos muy contentos y conformes porque llegan con una muy buena base, tanto en el área académica como en el área de habilidades personales y de responsabilidad”, concluyó.

La estadía de los estudiantes en Talca, finalizó con una breve visita al Balneario del Río Claro, donde disfrutaron de un agradable paseo por la ribera antes de regresar a nuestra ciudad.