El Centro General de Padres y Apoderados (CGPA) del Instituto Comercial, realizó un almuerzo de camaradería nacido de la reflexión que tuvieron tras la Fiesta del Apoderado, realizada el año pasado, primera instancia en la que pudieron reunirse para potenciar la convivencia entre ellos. La actividad que convocó a medio centenar de personas contó con la importante presencia de Eva Palma Leal, directora del Departamento de Administración de Educación Municipal (DAEM); el concejal Jesús Rojas; y la Directora del establecimiento, Jacqueline Concha.

Para María Alejandra Rodríguez, presidenta del CGPA, «es muy difícil generar un equipo de trabajo sin un grupo humano conformado. Desde ahí que es importante reconocerse como apoderados, como parte del mismo centro de padres, con las mismas responsabilidades. Esta es la razón por la cual decidimos hacer este almuerzo en el cual se presentó lo realizado con la intención de motivar la participación en los proyectos del año 2018».

Agregó que uno de los elementos débiles en todos los colegios es la poca concurrencia de los apoderados y por eso «queremos acercarlos para que se involucren en la práctica educativa del estudiante, revirtiendo las falencias que tenemos hoy en el sistema educacional. Queremos acercar al apoderado al establecimiento, que sepan que pueden contar con nosotros en cualquier instancia, pero más allá de que seamos un cortafuegos, queremos constituirnos como un centro de padres que pueda levantar situaciones, que puede generar cosas, que puede ser proactivo. Por eso nace este almuerzo, en el que se invitó a todos los presidentes de curso, porque es fundamental que ellos se conozcan, que sepan quiénes son los que conversan por Whatsapp, y puedan también disfrutar de un momento, porque los apoderados también configuramos la convivencia escolar, también somos parte de eso, entonces no podemos sentirnos ajenos a lo que hoy en día realiza este colegio», aseveró.

El almuerzo contó con tres momentos, uno recreativo, liderado por la profesora Macarena Rosenkranz, del Departamento de Lenguaje y Comunicación, quien formó un taller de folklore que se presentó con 3 hermosas piezas. Además, estuvo el grupo «Brotes de mi Patria» que, si bien no es parte oficial de las actividades extraescolares del establecimiento, sí funciona en dependencias del Instituto Comercial y los estudiantes pueden participar sin la necesidad de pagar una mensualidad. Posteriormente, hubo una presentación en donde el CGPA mostró toda la gestión realizada y lo que se espera lograr durante el ejercicio 2018. Asimismo, los apoderados dieron su opinión y sugerencias sobre lo que se podría mejorar.

Finalmente, se pasó al almuerzo solidario de camaradería que terminó bordeando las 16 horas.