Con el afán de celebrar el Día del Padre, la Dirección del Instituto Comercial, en conjunto con Inspectoría y los demás estamentos (incluyendo a las docentes), ofrecieron una once para todos los padres del establecimiento.

La directora, Jacqueline Concha, dijo que «los hombres tienen derecho a emocionarse, a ser eufóricos, tener pasiones, a disfrutar y a ser felices». Agregó que «el objetivo del gesto estará cumplido si podemos contribuir tan sólo con un granito para poder ser felices, hoy día, con un momento de solaz, de compartir, sacarlos de la planificación que les tocaba para tener esta tarde, entre criolla y afectuosa. Agradecemos tenerlos a ustedes como nuestros compañeros de trabajo».

La merienda tuvo una duración de aproximadamente 1 hora y los invitados disfrutaron de tortillas, pebre, arrollado, quesillos, té y café, entre otros bocadillos.