Cada 28 de junio, en nuestro país celebramos el Día del Árbol, con el fin de recordar la importancia que tienen las áreas verdes en nuestras ciudades y su relación directa con la calidad de vida.

Por esta razón, estudiantes de la especialidad de Servicios de Turismo y el Equipo de Medioambiente, realizaron una cariñosa, acogedora y colorida intervención en el patio, arropando los árboles con cuadrados de lana, tejidos por alumnos del establecimiento y sus familiares. Fueron recolectados durante los días previos en todos los cursos y llamó la atención el entusiasmo y la buena disposición con la que todos colaboraron.

LA IMPORTANCIA DE LO NUESTRO

Dentro de esta celebración, se hace especial hincapié en la riqueza y la protección de la fauna nativa. Es que los jóvenes del Instituto Comercial están conscientes de que durante el siglo pasado el reemplazo de especies endémicas por habilitación agrícola y plantaciones forestales fue enorme. Hoy según, cifras del Catastro de los Recursos Vegetacionales Nativos de Chile, hecho por la Conaf, a 2017 la superficie cubierta de bosque nativo en Chile alcanzó 14,41 millones de hectáreas, lo que representa el 19,04% del país, con una riqueza que se expresa tanto en términos ambientales como productivos.

En Chile, árboles como el ulmo, el coigüe, la lenga, el roble, el canelo y el espino, se usan como carbón y leña; el boldo para infusiones y follaje; las araucarias y palmas en gastronomía; entre un sinfín de otras especies usadas para medicina o artesanía.