Durante estos días son miles los estudiantes que continuan en casa sus estudios, como medida de prevención ante el COVID-19.

El hashtag #YoMeQuedoEnCasa es tendencia y es una realidad que la situación puede ser estresante, considerando las distracciones, los espacios reducidos y no saber en qué ocupar el tiempo. Dentro de este contexto, estudiar desde casa puede ser difícil si no se echa mano a algunas prácticas y hábitos que harán que el aislamiento obligatorio no se transforme en una pérdida de tiempo.

Profesionales de la salud mental e investigadores docentes concuerdan en que los principales enemigos son la falta de concentración, la inconstancia y no ser disciplinados. Es que el no estar con los compañeros y, además, sin la figura de un profesor, puede transformar la experiencia en algo tedioso.

Sin embargo, aquí te presentamos 4 consejos para que estudiar desde casa resulte algo provechoso y eficaz.

  1. Horario. Es fundamental mantener la rutina y establecer un horario de comienzo y término de la jornada de estudio, tal como si estuvieras en el liceo, incluyendo los recreos. Estar en las redes sociales, Whatsapp, Telegram, Netflix o viendo memes, no es recreo, debido a que el cerebro sigue en modo «trabajo». Recomendamos estirar las piernas, meditar, mirar por la ventana, escuchar música, pintar un rato, comer o conversar con algún familiar. Quizás quieras aprender lo que es la Técnica Pomodoro para definir tus tiempos de trabajo y descanso.

  2. Elige un lugar. Otro punto importantísimo: en lo posible, debes definir un lugar cómodo y exclusivo para estudiar, ojalá con luz natural y solo con los implementos necesarios para la tarea del momento. Esto lleva a los siguientes puntos:

  3. Evitar las distracciones. Conversa con tus familiares y diles que cuando estés en ese lugar es lo mismo que estuvieras en el liceo, pídeles que no te interrumpan porque estás estudiando y si puedes usar audífonos, mejor. Asimismo, ignora las noticias y, de nuevo, evita usar las redes sociales o mensajería instantánea. Evita todo lo que no signifique estudiar. Este punto es más difícil de lo que todos pensamos, pero se puede.

  4. Equípate antes. Existe un dicho que reza «el flojo trabaja dos veces», por eso, te recomendamos juntar todo antes y así no perder tiempo ni interrumpir tus estudios buscando tus cosas. Esto incluye cuaderno, libro, lápiz, computador, teléfono (solo para las clases), navegador, o dirección web (https://aprendoenlinea.mineduc.cl).

No olvides que lo haces por tu futuro y tu bienestar, para ser un estudiante preparado. Tampoco olvides que cuando termines tu jornada es tiempo de descansar, disfrutar, compartir y llevar una agradable vida sana.