El Tribunal Calificador de Elecciones (TRICEL), en conjunto con Dirección y los docentes asesores del Centro General de Estudiantes (CGE) de nuestro liceo, se reunieron con las candidatas a la presidencia del CGE, con el fin de conocer sus propuestas y darles todo su apoyo para las jornadas del 22 y 23 de abril, en donde se realizarán las votaciones para elegir a la próxima directiva, cuyo resultado se conocerá el día 26. El proceso se realizará mediante un formulario web que será enviado al correo institucional de los estudiantes.

En la ocasión, la directora, Jacqueline Concha Albornoz, agradeció al TRICEL, que asesorado de manera impecable por la docente Susana Palma, garantizará un proceso transparente y riguroso. Asimismo, felicitó a las candidatas, calificándolas de valientes por atreverse a competir por este cargo de alta responsabilidad y, además, por cumplir con los requisitos, lo que no es menor, ya que constituye un gran filtro para seleccionar a los postulantes que van a renovar al CGE.

A continuación, presentamos a las candidatas. La que obtenga más votos será presidenta mientras que la segunda tendrá el cargo de vicepresidenta.

DANIELA BECERRA

Es del 3er. año «I» y cursa la especialidad de Servicios de Turismo. Cuenta que está desde 2019 en el Instituto Comercial y ha tenido la experiencia de conocer cómo se trabaja en el CGE. Dice que una de sus metas es que el Centro General de Estudiantes tenga más reconocimiento por parte de los alumnos y los apoderados, ya que encuentra que es una institución que aporta directamente a los estudiantes y al liceo. A Daniela le llama mucho la atención que en años anteriores el comentario común era que el CGE no contaba con la influencia necesaria en el establecimiento. También, agregó que busca implantar los valores de la solidaridad, el compañerismo, la empatía y expandir el conocimiento a las distintas realidades de los estudiantes, porque «al fin y al cabo todos somos un equipo», acotó.

Además, Daniela siente que la capacidad de trabajar en equipo con respeto es una cualidad que la destaca para el cargo, ya que tanto el CGE como la comunidad de estudiantes y profesores exige una gestión seria. Para ella, la prioridad este año es velar por el bienestar del estudiantado, que sus familias estén bien y apoyarlos con todas las herramientas disponibles. «Espero que todos estén muy bien en sus casas, bien refugiados, que se cuiden, porque el Covid está afectando a mucha gente y ojalá se animen a participar y a votar porque es una experiencia muy bonita. Uno tiene que saber las necesidades que tienen los estudiantes», concluyó.

Una acción concreta que realizaría Daniela es buscar que el CGE tenga mayor influencia y se tomara más en cuenta para poder gestionar de manera fluida las peticiones o necesidades de los estudiantes del liceo, estableciendo las conexiones entre Inspectoría, el Centro General de Padres y Apoderados (CGPA), la directora y entre los mismos estudiantes, con el fin de hacer un trabajo mancomunado.

BELÉN VARGAS

También está desde 2019 en el liceo y cursa la especialidad de Contabilidad, en el 3ro. «B». Dice que siempre tuvo la inquietud de ingresar al CGE, pero no se atrevía ya que consideraba no tener la suficiente experiencia para el cargo. «Ahora me animé, porque obviamente maduré un poco y he sabido comprender más cosas. Mi idea es que los alumnos puedan dar su opinión, quejas y argumentos», señaló Belén, esto para que sean considerados de forma real por las autoridades del colegio. «La voz de cada uno es fundamental para expandirnos como Centro General de Estudiantes», afirmó.

Ella considera que ser presidenta es un cargo de mucha responsabilidad y al ser primeriza eso la pone un poco nerviosa, sin embargo, quiere asumir el desafío para sumar experiencias y darle voz a los alumnos que no tienen instancias de expresión. Belén considera que la actitud de liderazgo es una de las características de su personalidad que la favorecería en el ejercicio de presidenta, porque eso implica «la comprensión y el respeto a la opinión de los demás y la nuestra».

Una acción concreta que realizaría Belén hoy sería mejorar la comunicación que hay entre el liceo y los alumnos, porque «últimamente las condiciones varían mucho, así como también las quejas y las opiniones, esto con el fin de que los estudiantes puedan entregar sus guías a tiempo, que puedan conectarse bien a clases, que coincidan los horarios y ser más empáticos con la situación de cada uno de los alumnos, escuchando sus opiniones o argumentos», expresó.

«Quisiera mejorar algunas cosas como, por ejemplo, la responsabilidad de cada alumno o docente, potenciar la conexión entre ambas partes, optimizar los métodos de comunicación que tienen los estudiantes con el liceo», manifestó, agregando que es importante también el bienestar de cada uno y la salud de sus familias, esto con la intención de tener todo bien ordenado a la hora de volver a clases presenciales.

«Tal como lo mencioné en mi afiche, me encantaría motivar más a nuestros compañeros, crear nuevas ideas que nos puedan ayudar a crecer como liceo y alumnos, como también escuchar argumentos, opiniones o sugerencias que nos puedan servir para tal acción», concluyó.