Como Departamento de Ciencias destacamos, hoy 17 de mayo, el Día Mundial del Reciclaje como una instancia de concientización para cuidar y proteger nuestro medioambiente y planeta. Desde el año 2005 fue establecido por la UNESCO para combatir el cambio climático y las consecuencias que está ocasionando el crecimiento poblacional y el alto consumo de recursos en todo ámbito, lo que produce una gran cantidad de residuos tanto a nivel de hogar como industrial.

Chile en cifras de contaminación por basura
Nuestro país lidera en Sudamérica la producción de basura por persona, generando 1,26 kilos de residuos al día, según datos entregados por el Ministerio del Medio Ambiente (MMA), lo que significa casi 8,1 millones de toneladas anuales, cifra muy preocupante. Además, Chile ocupa el segundo puesto de menor cantidad de reciclaje en la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos). El MMA también informa apenas un 1% de reciclaje de todos los desechos que generamos de manera orgánica. Urge por lo tanto una educación ambiental efectiva, donde se incentive y promuevan estrategias de reutilización y optimización en el uso de las materias de uso diario.

¿Qué es el reciclaje?
Reciclar es el producto en el cual un material ya utilizado y que originalmente no tiene otro uso (destinado a la basura) es sometido a un tratamiento para generar un nuevo producto dándole así una nueva vida a la materia prima.
La estrategia para reducir el impacto ambiental y la cantidad de desechos que producimos se puede resumir en la consigna de las tres “R” que se traduce en: Reutilizar, Reciclar y Reducir, en otras palabras, a través del aprovechamiento de materias primas que podemos usar más de una ocasión (reutilizar), cuando compramos solo lo que necesitamos (reducir) y realizamos un manejo inteligente de nuestros desechos (reciclar) contribuimos a darle un respiro a nuestro planeta.

Reciclaje y Pandemia
¿Cómo impacta este periodo de confinamiento y pandemia los desechos que generamos? Si bien la calidad del aire mejoró y la capa de ozono está teniendo un nuevo respiro (debido a la relativa baja en la movilidad de las personas), se ha incrementado el uso de los plásticos a través de los materiales de uso hospitalario y de hogar relacionado con las medidas sanitarias que adoptamos. Mascarillas, guantes entre otros implementos son comunes verlos en tirados en la calle contribuyendo a la acumulación de basura y entregando así otro dato preocupante: a pesar del periodo crítico que vivimos no existe conciencia del impacto que seguimos teniendo en el medio ambiente.

Es por esto que urgen campañas de educación y mayor fiscalización para ir en auxilio de nuestras ciudades para mitigar en parte el impacto que estamos causando en el medioambiente.