“HEPATITIS” significa inflamación del hígado. El hígado es un órgano vital que procesa los nutrientes, filtra la sangre y combate infecciones. Cuando el hígado está inflamado o dañado, su función puede verse afectada.
En la mayoría de los casos, la hepatitis es provocada por un virus.

En Chile, los tipos más comunes de hepatitis viral es la hepatitis A, transmitida vía fecal, oral principalmente, y la hepatitis B, trasmitida vía sexual o por sangre contaminada. También, el consumo excesivo de alcohol, las toxinas, algunos medicamentos y determinadas afecciones médicas también pueden causar hepatitis.

La hepatitis es prevenible manteniendo la higiene de los alimentos, evitando comer o beber alimentos que pudieran estar contaminados por heces con el virus, frutas sin pelar, verduras y mariscos crudos, además del hielo, por ejemplo. Debido a ello es que se recomienda no comer comida callejera.

Puedes sospechar que padeces hepatitis si tienes síntomas como malestar general, náuseas, malestar abdominal bajo las costillas y fiebre ocasional, síntomas comunes a muchas enfermedades infecciosas, pero a los que se agrega ICTERICIA (coloración amarilla de piel, escleras y mucosas), deposiciones blancuzcas y orina oscura (COLURIA).

Fuente:
https://www.clinicalascondes.cl/BLOG/Listado/Gastroenterologia/hepatitis-a-b-comunes-chile